viernes, 9 de abril de 2010

El Vendedor más grande del mundo, de Og Mandino. Saludaré este día con amor en mi corazón, y tendré éxito (II)

    El otro día escribí mi opinión sobre un comentario que volvacan Rivkin y Trout en uno de sus capítulos del libro El Poder de lo Simple. Decían que el crecimiento personal había que dejarlo para las personas. Y que había que volcarse, para ser un buen profesional, en los idiomas, la capacitación, la mejora de habilidades de negociación, etc

    Hoy, el Sr. Mandino nos aconseja lo contrario. Para que veáis que soy un tipo abierto de mente, je, je.

    Os dejo con este resumen que pertenece al capítulo II del libro El Vendedor más grande del mundo de Og Mandino.
  • Categoría: Ventas
  • Autor: Og Mandino
  • Fuente: El Vendedor más grande del mundo
  • Formato: Libro
  • Páginas: 192
  • Resumen: Capítulo II
    • De aquí en adelante contemplaré todas las cosas con amor y naceré de nuevo. Amaré la luz porque me señala el camino; pero amaré también la oscuridad porque me enseña las estrellas. Acogeré la felicidad porque engrandecerá mi corazón; pero también soportaré la tristeza porque descubre mi alma. Reconoceré la recompensa porque constituye mi pago; pero daré también acogida a los obstáculos porque constituyen para mí un desafío
    • Ahondaré siempre en busca de razones para elogiar; nunca me allanaré en busca de excusas para el chisme. Cuando sienta la tentación de criticar, me morderé la lengua; cuando me sienta inspirado a elogiar, lo proclamaré a los 4 vientos
    • Principalmente me amaré a mí mismo; en cuerpo, alma, mente y corazón
    • Desde este momento el odio ha sido extraído de mis venas porque no tengo tiempo para odiar, sólo tengo tiempo para amar

"El éxito siempre ha sido fácil de medir: es la distancia entre el punto de partida de una persona y su mayor logro"
MICHAEL KORDA